Dollar
Compra   $ 18.70
Venta   $ 18.37
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Miércoles 18 de Octubre del 2017 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
Cataluña. La ilusión aldeana Héctor Aguilar Camín Cataluña. La ilusión aldeana Héctor Aguilar Camín
En su edición del domingo pasado, el diario El País hizo la crónica de “Cómo y por qué huyó el dinero de Cataluña”.

Se cuenta ahí la forma en que los principales empresarios y banqueros catalanes advirtieron a las autoridades de la Generalitat, paso a paso, que no podrían tomar los riesgos de una aventura independentista.

El candidato del PRI estaba en Los Pinos Joaquín López-Dóriga El candidato del PRI estaba en Los Pinos Joaquín López-Dóriga
Ayer en Los Pinos se dio un encuentro de medio centenar de comunicadores con el presidente Enrique Peña Nieto en el que, acompañado de ocho secretarios de su gabinete, dio un diagnóstico del impacto de los sismos de septiembre y un reporte de las acciones de gobierno que siguieron, y seguirán, para enfrentar el desastre.


2018: Por qué no Osorio Raymundo Riva Palacio 2018: Por qué no Osorio Raymundo Riva Palacio
Las encuestas en El Financiero y El Universal publicadas este lunes, muestran al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, como el priista mejor evaluado para ser candidato a la Presidencia por ese partido. El propio Osorio Chong, en las consideraciones del presidente Enrique Peña Nieto, revivió como un aspirante sólido por su trabajo durante los sismos de septiembre.

Corren, corren, los caballitos (II) Ricardo Rocha Corren, corren, los caballitos (II) Ricardo Rocha
De la oportunísima y entretenidísima encuesta de este lunes en El Universal sobre el deporte sexenal del handicap por la Presidencia de la República, se desprenden varias y divertidas conclusiones:

El único parejero que no tiene que voltear a ver por dónde vienen sus rivales es Andrés Manuel López Obrador, quien es no sólo el cinchísimo de Morena, sino el más aventajado de todas las cuadras en competencia. A no ser que se aloque y él mismo se provoque una torcedura de pata, se puede decir que llegará casi casi trotando al final de la carrera el próximo domingo 1 de julio del 18.


¡Chin!: se les acabó el pretexto Carlos Marín ¡Chin!: se les acabó el pretexto Carlos Marín
Con la renuncia del constitucionalista Raúl Cervantes a la Procuraduría General de la República, los senadores que le hicieron al Tío Lolo no tienen coartada para seguir postergando la designación del fiscal general de la República.

El largo adiós al TLC Carlos Puig El largo adiós al TLC Carlos Puig
Ildefonso Guajardo lo sabía.

Desde el principio de la negociación anticipó que sería complicado. Ha sido el más cauto en cada una de sus declaraciones. El veterano de la negociación de los 90, conocedor de la política estadunidense, sabía que los discursos de Donald Trump no eran tan solo discursos, eran un instrumento de campaña con base en una narrativa que tocaba fibras de una base electoral más amplia que la suya, que atrae a muchos demócratas

Cirugía para el Centro Médico Siglo XXI J.Jesús Rangel M. Cirugía para el Centro Médico Siglo XXI J.Jesús Rangel M.
De acuerdo con el informe de Mikel Arriola, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de los 297 hospitales de segundo y tercer nivel que tiene el instituto en todo el país, 98.7 por ciento opera con normalidad, incluidos los centros médicos La Raza y Siglo XXI, que tienen afectaciones que son prioritarias de atender para restablecer los servicios en su totalidad.


La pasarela de la liturgia Jorge Fernández Menéndez La pasarela de la liturgia Jorge Fernández Menéndez
No hay secreto alguno que se pueda develar de una reunión del Presidente y algunos de sus más cercanos colaboradores ante una treintena de periodistas. Lo de ayer en Los Pinos podríamos calificarlo como la pasarela que no fue pasarela, pero que sí terminó siéndolo.

Frentes Políticos I. De a muertito. Frentes Políticos I. De a muertito.
El todavía alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, se saca los pretextos de la manga para no solucionar los problemas de su comunidad y, aun así, quiere gobernar Morelos. La madrugada del 29 de septiembre, Alfredo Israel, un joven de 23 años, estudiante de octavo semestre en derecho, fue asesinado en el bar Attico de Cuernavaca, cuando defendía a una mujer.

Pepe Grillo Liturgia tricolor Pepe Grillo Liturgia tricolor
Aunque no era el tema central de la agenda del encuentro del presidente Enrique Peña con periodistas, el tema de la sucesión emanó de forma inevitable.

El mandatario no eludió cuestionamientos.


Rafagas –Policías estatales en rebelión Rafagas –Policías estatales en rebelión
AMOTINADOS.- Agentes de la Comisión Estatal de Seguridad, aseguran los que saben, ya se han rebelado y amotinado en Cuauhtémoc y Casas Grandes, más veces de las oficialmente reportadas o conocidas entre versiones extraoficiales; y las molestias crecen a tal grado de que se habla de conflictos en gran parte de las plazas donde tiene presencia la CES

El Diario En camino a EUA opio de guerra en Chihuahua El Diario En camino a EUA opio de guerra en Chihuahua
Salvo algunos golpes boletineros esporádicos lanzados por el fiscal, César Peniche, –el lunes envió uno– no sabemos de mayor actividad institucional contra el cultivo de enervantes en la Sierra de Chihuahua, particularmente contra la siembra de amapola.

Un rinconcito Hoy de Cristo para ti: Demos vida, en lugar de muerte Un rinconcito Hoy de Cristo para ti: Demos vida, en lugar de muerte
“Con misericordia y verdad se corrige el pecado,
Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal”

Proverbios 16:6








Universidad y Cultura / « Vida en libertad Enrique Krauze»
    Fecha: 26 de Marzo del 2017 | Reportero(a) Manuel Cabrera

    Imprimir Enviar a un Amigo

*Muchas veces he creído ver en el rostro de Mario Vargas Llosa una expresión de tristeza ante el macabro espectáculo del mundo. Pero enseguida responde con imaginación, ironía e inteligencia. Y con humor. El 28 cumpl
Vida en libertad Enrique Krauze
Vida en libertad  Enrique Krauze

 

En la cena de Pascua que año tras año, desde hace milenios, se celebra en la tradición judía, hay un canto fascinante. Se titula Nos bastaría. Data del siglo IX y es una concatenación de expresiones de gratitud por los prodigios sucesivos que el pueblo de Israel recibió en su éxodo de cuarenta años hacia la tierra prometida. Extraído de su contexto religioso, el canto suena más natural y permanente. Puede expresar, por ejemplo, la gratitud acumulativa de hijos a padres, de discípulos a maestros. En ocasión de su cumpleaños 81, quiero recurrir a esa antigua fórmula para expresar a Mario Vargas Llosa mi gratitud de lector, de intelectual, de liberal y de amigo.

 

Si solo hubiera leído su obra de ficción, me bastaría. Cuántas aventuras e historias me han hecho vivir vicariamente esos libros, con su vaivén de temas amorosos, políticos y sociales. Cuánto agradezco el anclaje de sus novelas en la mejor tradición realista del siglo XIX, las sorpresas de su técnica faulkneriana, las emociones de sus tramas, sus personajes inolvidables, su magnífica arquitectura, su estilo preciso, claro y penetrante, tan alejado de nuestros funestos ismos: barroquismo, regionalismo, sentimentalismo.

 

Pensando solo en algunos títulos que he reseñado, recuerdo Historia de Mayta. Todo lo que hay que decir del fanatismo guerrillero en América Latina está ahí: fue una torcida religiosidad católica radicalizada hacia el marxismo y enamorada de su autoproclamada virtud, que llenó de muerte la región para luego volver la vista atrás sin verdadera conciencia o memoria de su responsabilidad en la tragedia. Años después leí La fiesta del Chivo, ese retrato alucinante y definitivo del dictador latinoamericano que también lo es de la sociedad y el entorno que lo reclama y aplaude, y que, finalmente, en un raro grito de libertad, a veces, lo exorciza. Nada más remoto a Vargas Losa que la fascinación del poder (tan característica en nuestra cultura y nuestra literatura). Pero lo notable es su capacidad de canalizar su repulsión hacia la recreación puntual, quirúrgica de la maldad. La literatura se vuelve así la mejor venganza. Y, sin embargo, no basta la venganza: es preciso soñar con un mundo mejor, con un mundo perfecto, y ese fue el motivo de otra novela que leí con avidez: el retrato casi titánico de Flora Tristán, tan ligada a la historia peruana, a la historia del arte y a la historia de una idea que obsesiona a Vargas Llosa como obsesionó a la humanidad desde la Ilustración, y que nuestro tiempo, quizá, ha sepultado: la idea de la utopía.

 

Si Mario Vargas Llosa solo me hubiera dado, como lector, su obra de ficción, me bastaría. Pero me ha dado también una extraordinaria obra monográfica de no ficción. La utopía arcaica, por ejemplo. Publicado en 1996, no conozco análisis histórico y antropológico más exhaustivo y riguroso sobre el indigenismo. Proviniendo de Perú, con su omnipresente herencia indígena, Vargas Llosa logra comprender (antes que criticar) el pensamiento y la obra de autores notables (como José María Arguedas) que creyeron en la restauración de una Arcadia incaica tan imaginaria como imposible. En 1993 Mario publicó otra obra memorable, El pez en el agua (su autobiografía), exorcismo de una campaña presidencial que viví de cerca. Ese ajuste de cuentas de Mario consigo mismo me permitió asomarme, como biógrafo, a la vida temprana de Vargas Llosa y me ayudó a comprender los límites de la acción política para un intelectual.

 

Lo notable es su arte para canalizar su repulsión hacia la recreación quirúrgica de la maldad

 

Si Vargas Llosa solo nos hubiera dado sus novelas y sus monografías y no hubiera escrito ensayos, reportajes o artículos, nos bastaría. Pero ocurre que también nos ha dado (y sigue dando) una obra vasta y aguda en esos géneros. Sus ensayos no son académicos ni teóricos: son ensayos narrados, llenos de color y vivacidad. Y de combatividad moral. Cuando comencé a leerlo en Plural, comprendí que Mario era una especie de cruzado de la libertad. Su adhesión a la revolución cubana no fue un acto de sumisión ideológica: fue un acto de fe en una causa liberadora que pronto reveló su cara autoritaria. En aquellos años setenta, Mario transitó de la liberación a la libertad, de Sartre a Camus, del universo racionalista y revolucionario francés al universo empírico y liberal inglés. Sus autores fueron los míos. Fue entonces cuando lo conocí en Lima. Estábamos en la antesala de la década de los ochenta, en la que Vuelta se enfrentó a las dictaduras de derecha y las revoluciones de izquierda. Mario dio buena parte de esa batalla en la revista de Octavio Paz. Sus causas eran las nuestras. Fue un decenio decisivo en su vida, con la publicación de La guerra del fin del mundo (esa obra maestra en la tradición tolstoiana), sus desgarradores reportajes como La matanza de Uchuraccay y sus textos sobre la alternativa democrática y liberal para América Latina. Mario no piensa ya como Sartre pero encarna puntualmente al “intelectual comprometido” con su tiempo. Toda injusticia, todo conflicto, todo extremo lo incita a escribir, a reportear, como un joven impetuoso en busca del peligro, en Irak, en Oriente Próximo, en Venezuela.

 

Si Mario nos hubiera legado su obra de ficción, sus monografías y ensayos, sus artículos y reportajes, pero no hubiera desplegado ningún esfuerzo político directo, obviamente nos bastaría. Pero también ha desplegado ese esfuerzo. Su campaña presidencial, vilipendiada en su tiempo, fue la semilla de los cambios democráticos que, desde entonces, no sin recaídas lamentables, ha vivido la región. En 1990 (¿cómo olvidarlo?) sentenció al sistema político mexicano con dos palabras: “dictadura perfecta”. Años más tarde creó la Fundación para la Libertad, que ha congregado al pensamiento liberal ofreciendo soluciones prácticas a los problemas de la región. He acompañado a Mario en varios encuentros de la Fundación pero ninguno se compara al que tuvo lugar en Venezuela, cuando Hugo Chávez, en una de sus típicas bravuconadas, lo retó a un debate público. Aquella noche en el hotel rodeamos a Mario como un equipo en torno a un boxeador que la mañana siguiente libraría una pelea por el campeonato mundial. A última hora Chávez reculó: él solo debatía con presidentes, no con escritores.

 

Sus ensayos no son académicos ni teóricos: son ensayos narrados, llenos de color y vivacidad

 

Si a lo largo de más de medio siglo de actividad literaria e intelectual nuestros caminos no se hubieran cruzado, le estaría obviamente agradecido. Pero para mi fortuna nuestros caminos se cruzaron. Nuestra amistad se construyó alrededor de las revistas Vuelta y Letras Libres. Y hemos sido compañeros de una larga travesía liberal en la cual yo he aprendido mucho. No cesa de admirarme su combatividad, su energía, su capacidad para reinventarse. ¿De dónde provienen?

 

Muchas veces he creído ver en el rostro de Mario una expresión de tristeza o lástima ante el macabro espectáculo del mundo. Pero de pronto, con naturalidad, aparece una sonrisa. Hay un estoico en el fondo de Mario, pero un estoico que responde con imaginación, ironía e inteligencia. Y con humor. El trabajador espartano se divierte y reencuentra el amor. Por eso, en momentos de desfallecimiento o duda, me basta hablar con él por teléfono para recobrar la alegría.

 

Gracias, Mario. No llegaremos a la Tierra Prometida. No existe la Tierra Prometida. La Tierra Prometida es la literatura: vida en libertad.

 

 

http://elpais.com/elpais/2017/03/23/opinion/1490294476_698162.html

 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web